¿POR QUÉ SOMOS ECOLÓGICOS?

ABENA Y ECOPRANA tienen como misión predicar con el ejemplo sobre el cuidado del medio ambiente. Las empresas de todo el mundo son parte del problema y debemos ser parte de la solución.

La UE estima que 3 millones de toneladas de residuos se desechan en Europa cada año. Este número sigue en aumento y la OCDE calcula que habrá aumentado en un 45% al 2020, si no se hace nada para revertir el problema. [Fuente: OCDE]

ABENA (productores de Bambo Nature) no se suma a esa estadística. Una planta de producción puede afectar considerablemente el medio ambiente y por esa razón, Abena toma todas las precauciones posibles para mantener su nivel de residuos en un mínimo absoluto.

En ABENA se recicla el 95% de todos los residuos procedentes de la producción de pañales de incontinencia y pañales para bebés. Los residuos se componen de, por ejemplo, envoltorio de aluminio a partir de y excedentes de productos textiles. El otro 5% es donado y convertido como combustible para comunidades locales.

BAMBO NATURE:

1. Hechos de fibras naturales certificadas por el FSC, lo cual quiere decir que se obtienen de bosques sostenibles, donde se protege la flora, fauna, comunidades locales, y más árboles son sembrados que utilizados.

2. Certificados por Nordic Ecolabel, la certificación ecológica independiente más estricta y prestigiosa, la cual requiere que los productos sean obtenidos con el menor impacto ambiental, utilizando energías renovables y optimizando el uso de recursos.

3. Certificados por el EU Flower, certificación ecológica de la Unión Europea, la cual requiere que los productos contengan solo fibras o materias primas sostenibles, se reduzca el uso de agua y contaminación al medio ambiente, se reduzca el uso de electricidad y emisión de gases de efecto invernadero.

4. La pulpa del pañal puede ser desechado mediante compostaje (Visitar pestaña Compost).

5. No contienen sustancias químicas dañinas para la piel del bebé y el medio ambiente, como formaldehído, perfumes, lociones, latex, entre otros.